Consejos para pintar la casa como un profesional

mayo 26, 2020

Pintar sin ayuda es una forma muy efectiva de ahorrarse unos euros en la decoración del hogar. Sin embargo, aunque pueda parecer una tarea sencilla, es necesario seguir algunos consejos para pintar las paredes de tu vivienda con éxito.

Pintar la casa como un profesional

Tanto si estás planteando cambiar el color de una sola habitación o darle un nuevo aire a toda la casa, te contamos qué debes tener en cuenta para conseguir que el resultado sea lo más profesional posible.

Calcula la pintura necesaria

Antes de ir a la tienda, es necesario tener claro cuántos botes de pintura serán necesarios para realizar el trabajo. Una buena forma de hacerlo es calculando la superficie a pintar (multiplicando el ancho por el alto) en cada una de las paredes y luego sumarlo. Si hay ventanas y puertas, es necesario medirlas y restarlo de la superficie total de la pared. Otro dato importante a tener en cuenta es el rendimiento de la pintura. Puedes consultarlo en la ficha técnica del producto y, si no, calcularlo en base a un rendimiento medio de 6m2 por litro. Por último, define cuántas manos de pintura serán necesarias para terminar el trabajo y listo. Eso sí, lo ideal es calcular para que sobre un poco más, por los posibles desperdicios.

Escoge una pintura de calidad

Los buenos resultados dependen, en gran medida, de la calidad de los materiales utilizados. En este caso, una pintura adecuada es fundamental para lograr los acabados deseados. Asimismo, las buenas pinturas son más fáciles de aplicar y consumen menos, ya que suelen proporcionar un grado superior de cubrición.

Prepara tu kit de pintor

Además de la pintura, también es necesario adquirir las herramientas y accesorios necesarios para llevar a cabo la tarea como un experto. En una ferretería de confianza, consulta cuáles son los mejores rodillos, brochas y pinceles para el trabajo que vas a realizar. Para proteger los muebles, molduras y suelos, no te olvides de la cinta adhesiva y papel o plástico. Recuerda que siempre es más sencillo tapar que limpiar.

Prepara la pared para recibir la pintura

En caso de que la pared tenga grietas o imperfecciones, es el momento perfecto para taparlos con una masilla.  Aprovecha también para esconder los tacos y orificios que puedan existir y no te olvides lijar para conseguir una superficie lisa y uniforme. Aplica una o dos capas de imprimación para fijar mejor la pintura y conseguir una base para el color principal.

Cuidado con los detalles

En trabajo de los profesionales se reconoce principalmente en los detalles. Tómate tu tiempo en pintar cuidadosamente las molduras y también en protegerlas, en caso de que no vayas a cambiarles el color. Al quitar las cintas, arregla los posibles desperfectos con un rodillo o una brocha pequeña.

Estos son los principales puntos a tener en cuenta con respecto al pintado de paredes. ¿Te ves capacitado para cambiar el color de tu casa?

Producto añadido a tu lista de deseos
Producto añadido a comparar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para permitir su navegación y garantizar el óptimo funcionamiento, así como para analizar sus hábitos de navegación con el fin de mejorar la calidad del sitio web y ofrecer publicidad personalizada. Clique en “aceptar” para consentir el uso de todas las cookies. Puede obtener más información aquí.