Cómo instalar una puerta de granero o cobertizo

septiembre 22, 2021

Las puertas correderas tipo granero son la solución ideal para exteriores e interiores con poco margen, aportando continuidad de espacios y un toque rústico al estilo de tu hogar. Un tipo de puerta cada vez más popular, por la sencillez de su instalación, su vistosidad y practicidad. La puerta de granero o cobertizo no es complicada de instalar y el resultado es asombroso. Si estás pensando en instalar una, has llegado al sitio correcto, porque te contamos cómo hacerlo. ¡Verás qué sencillo!

puerta-granero

Instalación de una puerta de granero

Una puerta corredera suspendida o vista es una alternativa muy práctica y económica y es idónea tanto para el hogar como para un entorno laboral. Un tipo de puerta que no necesita obra y que puedes conformar tú mismo combinando madera con herrajes de metal o forja. Además, su instalación es sencilla, suponen un ahorro de espacio y su diseño proporcionará un estilo rústico, pero moderno, a tu jardín, baño o cocina.

Podemos diseñar cómo será nuestra puerta de granero nosotros mismos. ¿Cómo? Reutilizando una vieja puerta o bien encargando una de tipo cobertizo, para después agregar los herrajes que nos gusten. En el mercado encontrarás diversos modelos para los elementos necesarios para instalar tu puerta corredera. A continuación, te detallamos los herrajes y elementos que se necesitan para instalar una puerta tipo granero y aspectos a tener en cuenta.

Riel y cabezales. Lo primero es conseguir el riel por el que se deslizará la puerta, que no es más que una guía superior que anclamos al tabique. La medida del riel tiene que ser el doble (por lo menos) de lo que mida la puerta. Los cabezales son los elementos que enganchan la puerta al riel y deben ser de acero para resistir bien el peso de la puerta. En estos va insertada una polea o rueda que permite deslizar suavemente la puerta para abrir y cerrar.

Nivelación. Obviamente, no debes olvidar nivelar el riel y, lo que es más importante, nivelar también la puerta, una vez instalada, tanto abierta como cerrada.

Topes y guía del suelo. Otro elemento esencial es el tope, que evitará que la puerta siga corriendo. Habrá que colocarlo en el punto exacto en el que veamos que la puerta queda alineada con el marco o vano y no deja huecos. La guía del suelo es una pequeña pieza que va anclada al suelo y que puede ser de metal, plástico o PVC. Su función es mantener la puerta nivelada verticalmente para que esta no se tambalee al abrirla o cerrarla.

Herrajes. El resto de elementos son los herrajes, que pueden ser funcionales, como el tirador, o puramente decorativos. Dependiendo del estilo decorativo de tu hogar, podrás escoger herrajes de forja más rústicos o de acero pulido color negro para diseños más modernos.

Las puertas de granero dotan de continuidad a distintos espacios y quedan genial en dormitorios, accesos a jardines o patios, cobertizos en el jardín, etc. Y como no, en nuestra web puedes adquirir los herrajes necesarios para su instalación. ¡Visítanos!

Producto añadido a tu lista de deseos
Producto añadido a comparar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para permitir su navegación y garantizar el óptimo funcionamiento, así como para analizar sus hábitos de navegación con el fin de mejorar la calidad del sitio web y ofrecer publicidad personalizada. Clique en “aceptar” para consentir el uso de todas las cookies. Puede obtener más información aquí.