Cascos para protección laboral

A la hora de realizar ciertos trabajos es fundamental reforzar la seguridad en algunas partes de nuestro cuerpo. En este sentido, los cascos para protección laboral son un elemento imprescindible, pues aseguran nuestra cabeza frente a golpes, caídas y otros accidentes. Por ello es tan importante que adquiramos un modelo resistente y de alta calidad.

Protección laboral con estos cascos de obra

Muchos accidentes suceden cuando los trabajadores no emplean los accesorios de seguridad adecuados, que no en pocas ocasiones pueden salvarles la vida. En el caso de los cascos, no pueden faltar en actividades que se realizan en las alturas, manejando cargas pesadas o a una rápida velocidad. Es obligación de la empresa proporcionar este equipamiento a toda su plantilla.

Dichos cascos deben contar con unas determinadas características, según indica la ley. Por ejemplo, tienen que ser elásticos, flexibles, resistentes a golpes, a las condiciones climatológicas y a los cortes, y ser diseñados por auténticos expertos en seguridad. Dependiendo del tipo de labor, también será necesario que proporcionen un buen aislamiento eléctrico o resistencia al fuego.

Protección laboral: Cascos

Asimismo, es fundamental que estén fabricados con los materiales correctos. Se recomiendan los materiales termoplásticos, como la fibra de vidrio-policarbonato o el polietileno. Por otro lado, deben contar con ciertas partes básicas, como el ala, la banda de sudor, la visera o el barboquejo (una tela que se ajusta en la barbilla para evitar que el casco se caiga).

Existen diferentes tipos de cascos, adaptables a cada trabajo. Se dividen en tres grupos:

1. Clase A: fabricados con materiales aislantes que nos protegen ante golpes y shocks eléctricos de hasta 2.200 voltios.

2. Clase B: compuestos de materiales aislantes y resistentes a golpes, soportan shocks eléctricos de hasta 13.200 voltios.

Tipos de cascos de obra

3. Clase C: hechos con materiales aislantes que nos protegen frente a golpes y caídas, pero no deben ser utilizados cerca de cables eléctricos o de sustancias corrosivas.

Nuestros cascos de protección laboral

En Teminsa presentamos algunos modelos de gran calidad. Por ejemplo, estecasco de obra con rueda de ajuste de color azul, de uso industrial. Es aislante de electricidad, protege frente a impactos, temperaturas inferiores a 30º, perforaciones y exposición al fuego. Dispone de un arnés ajustable con 6 puntos de anclaje, volante giratorio de ajuste con bloqueo de seguridad y banda absorbente del sudor.

cascos de protección laboral

El segundo ejemplo que proponemos es este casco blanco de uso industrial con rueda de ajuste, aislante de la electricidad, resistente a las perforaciones y al fuego. Soporta temperaturas inferiores a 30º y cuenta con un cómodo arnés ajustable con 6 puntos de anclaje, volante giratorio de ajuste con bloqueo de seguridad y banda absorbente de sudor.

cascos blanco

También destacamos este casco de obra rojo, también de uso industrial, con arnés de diseño anatómico de ajuste múltiple y banda absorbente del sudor. Protege ante impactos, perforaciones y fuego.

casco de obra rojo

Finalmente, vemos el mismo modelo de casco de seguridad laboral en azul, aunque también podemos adquirirlo en otros colores, como verde, blanco y amarillo.

cascos azul de seguridad laboral

¿Qué te parecen estos cascos de protección laboral para reforzar tu seguridad en tu trabajo?


Deja un comentario


Productos relacionados