Tipos de disolventes y diferentes usos: escoge el más adecuado

mayo 19, 2022

El disolvente es un producto muy ligado al mundo de la pintura, aunque también se emplea en otros ámbitos. Se trata de un elemento fundamental a la hora de limpiar brochas y rodillos, disolviendo la pintura de los mismos. De este modo, gracias a un correcto mantenimiento a nuestras herramientas, lograremos alargar su durabilidad. Además, el disolvente nos servirá para eliminar la pintura de muebles y objetos que hayamos manchado por error. Hoy, te explicamos los tipos de disolventes y para qué se aplican cada uno de ellos.

tipos de disolventestipos de disolventestipos-disolventes

Tipos de disolventes. Cuál utilizar en cada caso

Las brochas, el suelo y hasta nuestras manos, nada está exento de ser impregnado con mucha o poca pintura tras pintar la casa. Disolventes, hay muchos, pero en base al material a limpiar y el tipo de pintura que hayamos utilizado, tendremos que aplicar el más adecuado. Desde el agua hasta el disolvente universal, son varios los tipos de productos que servirán para eliminar la pintura no deseada. ¡Te explicamos todos!

Disolvente universal. Como su propio nombre indica, su uso es apto para la inmensa mayoría de pinturas, esmaltes y barnices, elaboradas con una base de disolvente. Derivado del petróleo, se emplea también para eliminar pintura y grasa de piezas, motores y maquinaria, en general.

Disolvente de poliuretano. Está elaborado con mezcla de compuestos orgánicos y se emplea específicamente para diluir pinturas con base de poliuretano. Lo podemos utilizar, por tanto, para limpiar nuestras brochas y rodillos, siempre que hayamos utilizado este tipo de pinturas.

Disolvente al clorocaucho. Como el anterior, es un producto específico para barnices y pinturas fabricadas con clorocaucho. También mezcla distintos compuestos orgánicos en su fabricación. Su principal aplicación es la de diluir pinturas al clorocaucho antes de su uso. El mejor ejemplo lo vemos en pasos de cebra, líneas y señales pintadas en el asfalto de las carreteras.

Disolvente epoxi. Las pinturas y revestimientos epoxi están muy de moda, ya que son muy resistentes a agentes corrosivos. Por ello, se emplean en plantas químicas, parkings subterráneos, complejos industriales… y ahora, también en muchas casas. Se utiliza para limpiar los utensilios empleados y para regular la viscosidad de pinturas con base epoxídica.

Otro ejemplo de disolvente menos tóxico y más natural es el aguarrás. Con origen vegetal y por tanto más ecológico, podemos usarlo para la dilución de algunos esmaltes y barnices. También para limpiar la brocha de pinturas de esmalte sintético. La acetona, sería otro ejemplo de disolvente hecho con cetonas y compuestos orgánicos y es ideal para limpiar vidrio y algunos metales.

Existen muchos más tipos de disolventes, siempre en la línea de lo que comentábamos, que se fabrican específicamente para diluir o limpiar pinturas concretas. Por eso, si aún no lo tienes claro, ¡no dudes en consultarnos!

Producto añadido a tu lista de deseos
Producto añadido a comparar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para permitir su navegación y garantizar el óptimo funcionamiento, así como para analizar sus hábitos de navegación con el fin de mejorar la calidad del sitio web y ofrecer publicidad personalizada. Clique en “aceptar” para consentir el uso de todas las cookies. Puede obtener más información aquí.