Cómo elegir el electrodo adecuado para cada soldadura

La elección del electrodo correcto a la hora de realizar un trabajo de soldadura es uno de los aspectos más importantes que tenemos que tener en cuenta. Una buena elección es necesaria, ya que si nos equivocamos, ya no es que la tarea que vayamos a desempeñar vaya a salir mal, si no que también podemos acabar teniendo algún tipo de accidente. Es por ello, que es importante ser meticuloso en la elección y tener claro cual vamos a elegir.

Cómo elegir el electrodo adecuado para cada soldadura

En primer lugar, si son los primeros trabajos de soldadura que estamos llevando a cabo, los electrodos de rutilo son los más recomendados debido a que son los más sencillos de utilizar. Dependiendo del nivel de destreza que vayamos adquiriendo, podemos ir variando esta elección de electrodos pero siempre teniendo en cuenta el conocimiento de los mismos y siendo conscientes de nuestras capacidades.

La dependencia del material

Más allá de nuestra propia habilidad o conocimiento, la elección del material que vayamos a soldar, será importante a la hora de elegir el electrodo adecuado. En este sentido, si vamos a trabajar con materiales que no soporten esfuerzos grandes, los electrodos de rutilo vuelven a ser los más recomendados debido a que aportan una flexibilidad perfecta a este tipo de trabajos.

electrodo basico

Si el material que vamos a soldar es de los conocidos como “aceros dulces” (entre los que se encuentra el hierro) se pueden soldar utilizando tanto con electrodos de rutilo como básicos.

Si se va a soldar aceros con mayor porcentaje de carbono se deben usar electrodos básicos o, incluso, especiales de inoxidable. Por supuesto si se trata de acero inoxidable, deberás utilizar estos últimos.

electrodos soldadura inoxidable

Por el contrario si vamos a llevar a cabo trabajos que necesiten de una mayor dureza, con los electrodos básicos obtendremos una mayor durabilidad que aportaremos al resultado final. Además, dependiendo también del espesor del material, puede cambiar la elección del electrodo ya que si estamos ante un material fino, el diámetro del electrodo debe de estar en torno a los 1.6 mm mientras que los materiales más gruesos, funcionan mejor con los que varían entre 2.5 y 4 mm.

Otros aspectos

Por último, es importante tener en cuenta otros aspectos como la máquina de soldadura que vayamos a utilizar. En este caso, es importante conocer la máquina y ver las indicaciones técnicas de la misma para conocer el tipo de electrodo que puede utilizar.

Por otra parte la variedad de electrodos que tenemos para elegir es muy amplia, por ejemplo están los electrodos no consumibles, que proporcionan soldaduras muy resistentes a la corrosión. También encontramos los electrodos para soldadura con arco metálico, revestidos con minerales o metales. La variedad en este sentido es muy grande.

De esta forma y teniendo en cuenta todo lo anterior, nos aseguraremos de contar siempre con el electrodo correcto. En Teminsa ponemos a tu disposición una gran variedad de electrodos de soldadura para que sea cual sea el trabajo que vayas a realizar encuentre el adecuado.


Deja un comentario