Polipastos eléctricos para levantar las cargas más pesadas

¿Quieres levantar o mover cargas pesadas con facilidad? Los polipastos eléctricos te ayudarán a conseguirlo de un modo eficaz. En las próximas líneas os proponemos algunos modelos interesantes para manejar en vuestro taller.

polipasto eléctrico

Ventajas de usar polipastos eléctricos

La utilidad de los polipastos reside en que apenas es necesario aplicar fuerza para desplazar una carga o peso determinado. Esta herramienta cuenta con diferente capacidad de elevación, dependiendo del objeto a levantar del que se trate.

En función de la forma en la que multiplican la fuerza, se podría distinguir factorial (a mayor cantidad de poleas, mayor será la fuerza aplicada), potencial (aumenta la fuerza por dos elevado al número de poleas) y diferencial (la fuerza depende de la diferencia entre la longitud de radio de ambas poleas). Igualmente, los polipastos pueden ser manuales, de palanca o eléctricos.

Los polipastos eléctricos podrán trasladar objetos pesados con gran facilidad y en breves fracciones de tiempo. Suponen un incremento en el nivel de productividad de tu trabajo, dado que apenas deberás realizar esfuerzo alguno para utilizarlo y reducir al máximo el nivel de tensión muscular.

Además de obtener un muy buen rendimiento, podrás realizar levantamientos para varias series de cargas. Todo ello por no mencionar su versatilidad, dado que además de las elevaciones verticales, también podrás llevar a cabo izamientos laterales.

usar polipasto eléctrico

Lógicamente, la capacidad de carga dependerá de la potencia de la propia herramienta, que puede ser de 450W (hasta 200kg), 750W(hasta 400kg) y 1600W(hasta 1000kg). Cuando vayas a trabajar con un polipasto eléctrico, si lo haces sin polea alcanzarás una mayor altura, pero una menor capacidad de carga. Por lo general, se alcanza la mitad de la altura con la incorporación de polea, a cambio de alcanzar su máxima capacidad de carga. Hay modelos de polispastos eléctricos que incluyen cierre de seguridad en el gancho para evitar accidentes y motor con protección de sobrecarga, que evitará el recalentamiento.

Nuestros polipastos eléctricos

En Teminsa te podrás encontrar algunos modelos interesantes para tu taller. Uno de ellos es este Polipasto eléctrico Werku (ver imagen 1), con carcasa de aluminio y engranaje de transmisión de acero. Incluye protección térmica e interruptor con parada de emergencia.

Por otro lado, también se podría señalar el polipasto eléctrico Gayner (ver imagen 2), que incorpora motor de electrofreno e interruptor magnético. Con opción de acoplarlo sobre andamios, incluye gancho y polea de reenvió de duplicadora de carga.

elegir polipasto eléctrico

Finalmente, también te podría interesar este soporte para polipasto eléctrico (ver imagen 3) de acero galvanizado y con una capacidad de carga de 600 kg.

¿Qué os parecen estos polipastos eléctricos? Si os interesa alguno, contactad con nosotros y os asesoraremos al respecto.


Deja un comentario


Productos relacionados